anillos-intracorneales

Anillos intracorneales: resultados en el tratamiento del queratocono

Los anillos intracorneales resultados al utilizarlos como tratamiento del Queratocono para evitar o retrasar el trasplante de córnea al llegar a los estadios finales. Realmente son implantes diseñados para hacer más homogénea la córnea central y a la vez corregir dioptrías. Los Segmentos o semicírculos se colocan en la parte más periférica del espesor de la cornea respetando la parte central. Los Segmentos están fabricados de un material transparente y biocompatible, de forma que son perfectamente tolerados sin posibilidad de rechazo. Con esta técnica se mejora la visión en la totalidad de los casos y se intenta detener la progresión de la enfermedad.

Los segmentos no corrigen totalmente la graduación de dioptrías, aunque al producir un aplanamiento de la córnea reducen el astigmatismo y la miopía. De esta forma se pueden emplear posteriormente gafas o lentes de contacto con más facilidad. No obstante, si queremos eliminar las dioptrías, se puede combinar la implantación de anillos con otro tipo de procedimiento refractivo como el láser excimer o las Lentes Intraoculares.

Los anillos Intracorneales se deben emplear en aquellas patologías en las que hay una debilidad en la estructura corneal y se produce una adelgazamiento e incurvamiento progresivo de la córnea.

  1. Pacientes con Queratocono o Degeneración Marginal Pelúcida. Hasta hace poco, esta enfermedad se corregía sólo con lentes de contacto. Cuando el Queratocono iba avanzando o las lentes de contacto no se toleraban, la única solución era un Transplante de Córnea. Sin embargo, gracias a la implantación de anillos se puede obtener mejor visión con gafas, adaptar mejor las lentes de contacto o evitar el transplante corneal.
  2. Pacientes con miopia o astigmatismo que no pueden o no quieren operarse con láser. En ocasiones hay pacientes que por su poco grosor de córnea o irregularidad corneal no pueden ser tratados con láser. En estos casos, los anillos pueden corregir la miopía y el astigmatismo. También se pueden usar en pacientes tratados con láser donde la miopía crece por evolución del ojo y no queda suficiente grosor para reintervenir.
  3. Pacientes con astigmatismo irregular tras Transplante de Córnea, Queratotomía Radial, traumatismos, etc.

Los anillos intracorneales proporcionan gran satisfacción al paciente por los siguientes motivos:

  1. Los pacientes con Anillos Intracorneales obtienen mejores agudezas visuales que antes de la cirugía ya que mantienen intacta y transparente la zona central de la córnea.
  2. Previenen o enlentecen la progresión del queratocono evitando la realización de un Transplante de Córnea.
  3. Mejoran la tolerancia a las lentes de contacto. Los Anillos regularizan la superficie de la córnea eliminando distorsiones y ayudando a la adaptación de lentes de contacto.
  4. Rápida rehabilitación visual. Procedimiento muy poco invasivo, permite a los pacientes volver a su actividad cotidiana en 48-72 h en condiciones normales. La estabilización corneal termina a las 12 semanas.
  5. Técnica reversible. Si se explantan los anillos la córnea queda como estaba inicialmente.

Si queréis más información sobre los anillos intracorneales la podéis encontrar en Wikipedia y en la web del IMO.