presbicia e hipermetropia

Astigmatismo cómo tratarlo

Lentes o cirugía ¿Cuál es mejor opción?

Astigmatismo cómo tratarlo. Una cuestión que se plantea si te han detectado astigmatismo y ya tienes claro lo que es. En ese caso, lo siguiente que te preocupará será cómo puedes solucionarlo, por lo que no solo entender este defecto de visión, sino también saber cuál es el tratamiento más adecuado, es muy importante. En este artículo vamos a explicarte cuales son los principales métodos para tratar esta anomalía en la visión. 

¿Qué es el astigmatismo?

Para saber cómo tratarlo, antes hay que definirlo bien. El astigmatismo impide que el ojo no pueda enfocar los objetos ni cercanos, ni lejanos por lo que las imágenes se perciben distorsionadas tanto de una perspectiva como de la otra. Esto hace que se produzca por un defecto en la curvatura de la córnea, que en vez de ser redonda, como es lo habitual, se achata por los polos, por lo que los radios de la curvatura de la misma no son iguales. Este efecto produce que la luz cuando entra en la córnea afecte a la visión de cerca y de lejos y las imágenes que se obtengan estén distorsionada, de ahí que se vean borrosas.

Causas y prevención

Importante también además de saber qué es, entender cuáles son las causas y cómo se puede prevenir antes de hablar del tratamiento. Por norma general, el astigmatismo aparece por causas hereditarias en la mayoría de los casos, aunque se podrían dar también algunos casos tras cirugías de cataratas o trasplantes de córneas, menos comunes. No suele aparecer, al contrario de lo que se cree, por ver mucho la televisión de cerca o leer con poca luz, al contrario de lo que se cree.

En cualquier caso, el astigmatismo es bastante común, y obviamente por motivos hereditarios, las personas que lo van a padecer ya nacen con esta condición. La razón por cual la forma de la córnea es diferente de persona a persona es desconocida, pero la probabilidad de desarrollarlo es hereditaria. Aunque según la Academia Americana de Oftalmología, la razón por cual la forma de la córnea es diferente de persona a persona es desconocida.

Aunque puede producir dolores de cabeza y molestias oculares, y ser diagnosticado a partir de estos síntomas, lo normal es que el principal motivo por el que se enciendan las alarmas es la visión de imágenes distorsionadas. Es el caso más frecuente a partir del cual se diagnostica esta patología, que en muchos casos, va asociada a otras como la miopía y la hipermetropía. 

El astigmatismo por desgracia no se puede prevenir, pero sí puede ser detectado a través de un examen oftalmológico completo y corregido posteriormente mediante el uso de gafas, lentes de contacto o mediante diferentes tipos de técnicas quirúrgicas.

Astigmatismo cómo tratarlo: lentes de contacto

Normalmente, cuando el astigmatismo es leve o moderado (consulta aquí qué es ese astigmatismo) puede corregirse con anteojos o lentes de contacto. Hace algunos años, los lentes de contacto para astigmatismo sólo podían ser lentes rígidos, pero este ya no es el caso. Ahora se pueden usar unos lentes blandos llamadas lentes de contacto tóricos, los cuales pueden corregir el astigmatismo.

Sin embargo, si bien los lentes de contacto tóricos pueden ser apropiados para algunas personas que tengan un astigmatismo leve, pero si tienen un astigmatismo severo, unos lentes de contacto rígidos o un par de anteojos pueden ser una opción mejor, habría que ver cada caso especial para saber qué tipo de lentes de contacto con los adecuados.

Astigmatismo cómo tratarlo: tipos de cirugía

Los avances en la técnicas de cirugía están haciendo que cada vez más personas usen este tratamiento para acabar con sus problemas de visión, y el astigmatismo no va a ser una excepción. Para algunas personas con astigmatismo, una cirugía puede ser la opción para corregir la visión, solo habría que ver cuál es la cirugía más recomendada.

Hoy día existen muchas vías de cirugía regractiva para tratar el astigmatismo  como son la cirugía Lasik, PRK/Lasek o incluso la implantación de una lente intraocular tórica. Sin embargo, para elegir cuál es la mejor, debe ser únicamente el oftalmólogo el que valore cuál es la mejor opción para cada paciente, y nunca otra persona.  Siempre contando también con el beneplácito del paciente previamente bien informado.

Cirugía LASIK

La operación para el tratamiento del astigmatismo consiste en modificar la curvatura de la córnea utilizando una técnica conocida como LASIK (Laser-Assisted in Situ Keratomileusis). Este método, que consiste en modelar el lecho corneal con láser excimer, es rápido (dura solo unos minutos) y se realiza con anestesia local, aunque es más caro y al tratarse de una intervención quirúrgica implica ciertos riesgos.

En algunos pacientes, cuyo astigmatismo esté asociado a otras afecciones de la córnea como el queratocono (un defecto del tejido corneal que provoca que la córnea adquiera una forma cónica), el empleo de este tipo de cirugía está contraindicado. Para estos casos se aconsejará una intervención quirúrgica para implantar lentes intraoculares o realizar incisiones corneales.

En cualquier caso, para saber el astigmatismo cómo tratarlo es necesario consultar con un profesional de la oftalmología para recibir un asesoramiento adecuado y saber de dónde viene, de qué tipo es y lo que se puede hacer.