catarata senil

Catarata senil: lo que necesitas saber

¿Qué es y por qué aparece?

La catarata senil es el tipo más frecuente de catarata, que aparece habitualmente entre los 65 a los 70 años. En otras palabras, es aquella que aparece en personas de edad avanzada y la cual es imposible predecir con exactitud su evolución, ni siquiera ni acotar edad. En esta artículo te hablamos un poco más de lo que realmente supone tener una catarata senil. 

Catarata senil ¿Qué es?

La catarata senil es la pérdida de transparencia del cristalino en personas de entre 55 y 65 años por la lente natural del ojo que se encuentra detrás de la pupila. A través de esta lente pasan los rayos de luz hasta la retina, dónde se forman las imágenes. Por ello, cuando el cristalino pierde transparencia e impide el paso nítido de la luz a la retina, el paciente sufre una pérdida progresiva de la visión provocando lo que se conoce como catarata senil, que va totalmente relacionada a una edad concreta.

Sin embargo, este dato no es 100% preciso, porque pueden existir personas que las desarrollen a una edad más temprana, en torno a los 55 años, e incluso puede haber gente que no las sufra hasta los 80 años. En cualquier caso, las catarata senil está relacionada con cataratas que aparecen en los ojos en una edad avanzada.

¿Por qué aparece la catarata senil?

La catarata senil aparece cuando aparece por algún motivo siempre, y precisamente la primera causa está muy ligada a la edad: el envejecimiento. Debido al paso del tiempo, el cristalino se vuelve más opaco, lo que hace más fácil que aparezca este tipo de catarata.

Pero el envejecimiento, aunque es el más común, no es el único factor a tener en cuenta. Existen otros factores también muy importantes a pesar de no ser tan comunes. Entre ellos, destaca la genética de cada persona. Si nuestros condicionantes genéticos incluyen con factores o antecedentes familiares, es posible que se herede esta anomalía ocular.

Otro factor también puede ser la inflamación intraocular, como la uveítis, que podría favorecer que aparezcan las cataratas seniles.

Un fuerte golpe en el ojo, así como el abuso de ciertos fármacos pueden provocar también el posterior desarrollo de una catarata senil, como también puede ser el caso de las temidas radiaciones solares.

¿Qué hacer si padeces una catarata senil?

En el que caso es que padezcas una catarata senil, tienes que ponerte en manos de un especialista para investigar las causas y determinar si la catarata es la causa de la pérdida visual y si la extracción quirúrgica puede mejorar la visión, a través de un estudio completo.

Es muy importante conocer los antecedentes (fármacos, enfermedades sistémicas, traumatismos, enfermedades oculares…) y descartar una mala visión previa a la formación de la catarata.