cataratas que son

Las cataratas son la pérdida de transparencia del cristalino, la lente natural del ojo que se encuentra detrás de la pupila. A través de esta lente pasan los rayos de luz hasta la retina y allí se forman las imágenes. Por ello, cuando el cristalino pierde transparencia e impide el paso nítido de la luz a la retina, el paciente sufre una pérdida progresiva de la visión, que son las denominadas cataratas.

¿Por qué se producen?

Con los años, nuestro cristalino se vuelve más opaco. El envejecimiento es la principal causa de la catarata. Sin embargo, existen otros factores ajenos a la edad. Pueden producir cataratas condicionantes genéticos, traumatismos, enfermedades oculares o del organismo (como la diabetes), o el consumo de ciertos fármacos. En algunos casos, la catarata es congénita, es decir, se presenta desde el nacimiento.

Cataratas: Síntomas

Según el tamaño y localización de las zonas opacas del cristalino, puede no notarse el desarrollo de la catarata. Estos son algunos de los síntomas más habituales:

  • Cuando la catarata se está formando, aparece visión borrosa y, en ocasiones, visión doble, con el problema que eso conlleva para la persona que las sufre.
  • Es muy frecuente la fotofobia (la luz resulta muy molesta), por lo que no se puede aguantar la luz en el ojo.
  • La persona con cataratas ve mucho mejor en días nublados que en días soleados.
  • Las gafas para ver de cerca que habitualmente se usan, ya no son necesarias.
  • La conducción nocturna se hace cada vez más difícil para las personas que habitualmente conducen de noche. Es un síntoma muy notable.
  • Se cambia más frecuentemente la graduación de las gafas.
  • A partir de los 50 años puede que aumente la miopía, o todo lo contrario, que se produzca una recuperación de la visión inexplicable. Esto ocurre porque la catarata provoca unos cambios en el cristalino que pueden convertirlo en una especie de “lente de aumento”.

Estas son algunos de los principales síntomas de las cataratas que afectan directamente a la salud visual de cada persona.

Cataratas: cuándo hay que operarse

Cuando empiezan los síntomas de las cataratas no es imprescindible operarse de forma urgente. Hay pacientes que prefieren esperar a que avancen las cataratas porque no les apetece en ese momento meterse en una operación quirúrgica. Aunque sea sencilla y con un postoperatorio cómodo.

Es buena opción tanto operarse inmediatamente se notan los síntomas como esperar un tiempo prudencias. Estamos hablando de 2-3 años. Si se retrasa la cirugía las consecuencias serán que veremos con menos nitidez pero en ningún caso la pérdida de visión será irreversible.

La operación de cataratas es una cirugía que se realiza con anestesia local y que no precisa que el paciente se quede ingresado en el Hospital. Puede volver el mismo día a su casa. En algunas ocasiones se deja tapado el ojo operado hasta el día siguiente pero no es imprescindible.

La primera semana es muy importante no realizar movimientos bruscos, agachase o levantar peso. Después en la mayoría de casos se puede realizar una vida normal.