Síndrome del ojo seco ¿Qué es?

ojo seco

El denominado síndrome del ojo seco es una alteración que se produce en la superficie de la córnea y la conjuntiva por falta de lágrima o porque ésta es de mala calidad. Como consecuencia, la superficie del ojo no está bien lubricada, lo que puede dar origen a molestias oculares, problemas visuales y lesiones en la córnea y la conjuntiva. El ojo seco se produce cuando la glándula lagrimal no segrega suficiente lágrima para mantener el ojo lubricado adecuadamente.

Las causas más comunes de este fenómeno ocular son distintas y variadas, y están relacionadas con actividades del día a día, con la edad o con enfermedades sistémicas. Apuntamos las siguientes:

  1. La disminución de la secreción debida a la edad es la causa más habitual. Con el envejecimiento se atrofian las células que generan la lágrima de manera constante.
  2. Cambios hormonales en las mujeres (embarazo, consumo de anticonceptivos orales y menopausia).
  3. Los factores ambientales, especialmente en entornos con mucha evaporación (viento, aires acondicionados, calefacciones, etc.).
  4. La lectura prolongada, ya que se reduce el parpadeo, con lo que la lágrima no se distribuye correctamente y aumenta su evaporación.
  5. Algunas enfermedades sistémicas (síndrome de Sjögren, artritis reumatoide, lupus eritematoso, etc.).
  6. El uso de lentes de contacto.
  7. Algunos procedimientos quirúrgicos oftalmológicos.
  8. Algunas enfermedades cicatrizantes de la superficie ocular (como conjuntivitis vírica severa).

¿Cómo se manifiesta el ojo seco?

El síndrome del ojo seco causa irritación, escozor, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño o arenilla en la superficie ocular, además de fatiga o pesadez en los párpados o lagrimeo. Aunque pueda resultar contradictorio, el lagrimeo excesivo se debe a una inadecuada e insuficiente lubricación ocular. Nuestro organismo se protege “inundando” la superficie del ojo con lágrimas de baja calidad que no aportan los nutrientes y protectores necesarios. De ahí que suceda.

ojo seco cual es su tratamiento

Ojo seco: ¿Cuál es su tratamiento?

Hay que prevenirlo con la ayuda de un oftalmólogo

El síndrome del ojo seco es una alteración que se produce en la superficie de la córnea y la conjuntiva por falta de lágrima. pero, ¿por qué sucede? Debido a las graves consecuencias que puede acarrear el ojo seco (queratitis, cicatrices, pérdida de la visión, úlceras de córnea), para prevenir este síndrome se recomienda realizar periódicamente controles oftalmológicos específicos. Leer más

razones por las que visitar a un oftalmólogo

Razones por las que visitar a un oftalmólogo

Revisiones rutinarias, visión borrosa u ojos seco

La salud en general del cuerpo humano es, posiblemente, lo más importante para cada persona, o debería serlo. Pero dentro de esta salud existen muchas enfermedades o patologías que se pueden manifestar y obligarnos a ir a un especialista para ver qué está sucediendo en nuestro cuerpo. La salud visual es también muy importante, sobre todo cuando falla. Por eso la prevención y un diagnóstico temprano de cualquier problema visual (como las cataratas, el glaucoma o el ojo vago, entre otras) son clave para poder atajarlo a tiempo.  Existen muchas razones por las que visitar a un oftalmólogo, así que coge papel y lápiz, o tu tableta o Smartphone, y apunta si te identificas con alguna de estas situaciones: Leer más