Causas de la miopía ¿Qué la provoca?

Las causas de la miopía ¿Están claras?

La miopía se considera un error refractivo del ojo por el cual la luz no refracta adecuadamente y no se pueden ver las imágenes con claridad. Cuando una persona padece miopía lo que sufre es que la visión de los objetos cercanos se no varía y los percibe con normalidad, pero los objetivos distantes los ve borrosos, lo que dificulta su visión normal. A pesar de que la miopía se puede corregir con diferentes técnicas y en muchos casos tiene un componente genético, es necesario conocer qué componentes alteran el ojo sin que tenga nada que ver la transmisión hereditaria.

Para entender qué es lo que causa la miopía en el globo ocular hay que comprender el proceso de visión. Cuando los rayos de luz penetran en el ojo se produce un proceso de refracción normal y correcto a través de la córnea y el cristalino que enfoca los rayos exactamente a la retina. Este proceso provoca una visión perfecta de cualquier objeto. Sin embargo, en un ojo miope, el proceso de refracción se encuentra alterado, lo que produce que la luz se enfoque justo delante de la retina. Cuanto más alejado de la retina sea el proceso de enfoque respecto de la retina, mayor dificultad existe de percepción de la imagen. Los motivos:

  • Que la córnea esté demasiado curvada.
  • Que el globo ocular sea demasiado grande.

Causas de la miopía

En los casos en que la miopía no es hereditaria de padres o madres, existen dos tipos de causas que pueden hacer que aparezca la miopía en la visión: patológicas, medioambientales y tóxicas. Dentro de las causas patológicas se encuadran enfermedades como las cataratas, queratoconos o diabetes tipo 2, entre otras.  Como causas tóxicas están el consumo de determinadas sustancias, que podrían provocar alteraciones pasajeras o crónicas en el proceso de visión, provocando miopía.