Cirugía refractiva LASIK con láser excímer

Cirugía refractiva LASIK con láser excímer

Si padeces miopía, hipermetropía o astigmatismo

Para mejorar la visión de las personas que padecen miopía, hipermetropía o astigmatismoexisten diferentes tratamientos tanto mediante gafas, lentes de contacto o incluso cirugía. Concretamente, la cirugía refractiva LASIK con láser excímer es una intervención ambulatoria que ha experimentado importantes avances en su procedimiento. Sin embargo, previamente a realizar la intervención para corregir el defecto de visión y saber si el paciente es apto para el tratamiento será necesario realizar en la clínica oftalmológica diferentes pruebas.

Así por ejemplo, será necesario la realización de una topografía corneal para analizar la morfología, potencia y espesor de la córnea principalmente. Además, se evaluará la agudeza visual y la graduación del paciente, como cualquier otra prueba diagnóstica que se considere necesaria.

Cirugía refractiva LASIK con láser excímer: cómo se realiza

Confirmado que el paciente es apto para la intervención de cirugía refractiva se procede a planificar el procedimiento. La cirugía en la mayoría de las ocasiones se realiza con anestesia tópica, pudiendo ser necesario administrar sedación. A continuación, para corregir los errores refractivos el cirujano procede a levantar una porción de la córnea de reducido espesor denominada lentículo corneal para que posteriormente el láser excímer actúe directamente sobre la córnea del paciente. Dicho lentículo corneal puede ser realizado con el microqueratomo, aunque se han desarrollado importantes avances con la introducción del láser de femtosegundo en la cirugía refractiva (femtoLASIK).

Precisamente, el láser de femtosegundo en la cirugía refractiva permite realizar el flap o lentículo corneal de forma más precisa y reduciendo las complicaciones. Levantado el flap corneal se procede a aplicar el láser excímer sobre el interior de la córnea, el cuál reducirá espesor corneal del paciente en función de la graduación. Aplicado el láser excímer sobre la córnea, se procede a reposicionar el flap corneal. A continuación, el oftalmólogo prescribirá medicación y programará algunas visitas para comprobar la evolución, el estado de la córnea y la calidad visual.