oftalmologo málaga

Cirugía refractiva

Operación de miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia

La cirugía refractiva es una técnica quirúrgica que modifican la anatomía del ojo, especialmente la córnea, eliminando así lo que se conoce como defectos refractivos del ojo, es decir,  lo que conocemos como miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia. La cirugía refractiva por tanto es un procedimiento quirúrgico que hace que el ojo ya no necesite ni gafas ni lentillas para ver bien. 

La cirugía refractiva tiene diferentes técnicas, como es la técnica LASER  (lasik, lasek y relex Smile) o lentes fáquicas, técnicas incisionales o lentes intraoculares.  Lo importante en este caso es identificar que defecto de refracción tiene el ojo para saber qué técnica es la más adecuada.

Cirugía refractiva ¿Por qué es necesaria?

Para responder a esta respuesta hay que mirar directamente a las ventajas de la cirugía refractiva.  Este tipo de procedimiento es necesario porque si una persona padece de miopía, astigmatismo, hipermetropia o presbicia puede prescindir, después del tratamiento, tanto de sus gafas como de sus lentes de contacto, algo hasta hace unos años, inédito, y que ahora es posible. En casi todos los casos el paciente consigue una agudeza visual suficiente como para no llevar lentes de ningún tipo.  Si el paciente se siente incómodo con las gafas o lentillas, la cirugía refractiva es una clara respuesta positiva.

Por otro lado, la cirugía refractiva tiene un importante peso estético. Para muchas personas, llevar gafas no es voluntario. Lo hacen exclusivamente porque las necesitan para ver bien en su día a día. Sin embargo, este tipo de cirugía permite no llevar gafas ni lentillas y ver a la perfección.  Además del peso estético, está también un factor de alta importancia: la comodidad. Sin gafas ni lentillas no hay problema para practicar ningún deporte ni hay que preocuparse por las condiciones meteorológicas (nieve, lluvia, etc.).  No habrá más dependencia de gafas o lentillas, ya que el paciente tendrá una libertad total en sus ojos.

Procedimiento

Es importante destacar que antes de cualquier procedimiento quirúrgico es clave conocer si el propio paciente es apto para el tratamiento, por lo que será necesario realizar en una clínica oftalmológica diferentes pruebas. Así por ejemplo, será necesario la realización de una topografía corneal para analizar la morfología, potencia y espesor de la córnea principalmente. Además, se evaluará la agudeza visual y la graduación del paciente, como cualquier otra prueba diagnóstica que se considere necesaria.

 

Si estás pensando en realizarte una operación de tus ojos para mejorar tu visión, no dudes en venir a nuestra consulta privada o resolver cualquier duda a través de nuestra consulta online.