cirugía SMILE

Cirugía SMILE para la miopía y el astigmatismo

Este tipo de cirugía ha revolucionado el mundo de la oftalmología

La cirugía SMILE para la miopía y el astigmatismo ha revolucionado el mundo de la oftalmología, mínimamente invasiva que reduce las complicaciones y se realiza sin necesidad de levantar el flap corneal. Mirando hacia atrás, la cirugía refractiva corneal para corregir los errores refractivos mediante láser ha mejorado considerablemente desde su introducción en el año 1990. Concretamente, la Queratectomía Fotorrefractiva (PRK) fue la primera técnica que se introdujo, en la cual se elimina el epitelio y el estroma corneal, sindo lea recuperación más duradera y dolorosa. A continuación, con la introducción del LASIK los errores refractivos pueden ser corregidos sin eliminar el epitelio corneal.

Mediante un instrumento denominado microqueratomo se levanta una pequeña porción denominada lentículo corneal para posteriormente aplicarse el láser excímer sobre la superficie corneal. Posteriormente, se realizó una importante innovación en la cirugía refractiva LASIK con el advenimiento del láser de femtosegundo, el cual permite realizar el flap corneal de forma más precisa en comparación con el microqueratomo, reduciendo así mismo las complicaciones postoperatorias.

Cirugia SMILE: ¿Cómo es?

Para corregir los errores refractivos mediante cirugía SMILE nada más se utiliza una única plataforma láser, a diferencia del femtoLASIK en el cual se precisa una plataforma para levantar el flap y otra para aplicar el láser excímer sobre el estroma corneal. Sin embargo, mediante la cirugía SMILE el láser de femtosegundo crea un lentículo corneal estromal sin necesidad de crear un flap corneal. Posteriormente, mediante una pequeña incisión en la periferia se extrae el lentículo corneal y el error refractivo se habrá corregido.

La cirugía SMILE presenta la ventaja de que la incisión realizada es notablemente inferior en relación a la incisión realizada con el LASIK. Precisamente, debido a que la cirugía SMILE es una cirugía de mínima incisión permite que no se produzcan complicaciones postoperatorias asociadas al flap corneal debido a que no existe, mejora la biomecánica corneal, y así mismo se reduce la incidencia de sequedad ocular. Así mismo, los estudios científicos realizados han demostrado que la técnica SMILE para corregir los errores refractivos es un procedimiento seguro, predecible y estable. Actualmente la técnica SMILE permite para corregir la miopía y el astigmatismo miópico, aunque brevemente estará disponible también para corregir la hipermetropía.