degeneración macular

¿Se puede prevenir la degeneración macular?

La degeneración macular es un trastorno ocular que destruye lentamente la visión central y aguda, lo cual dificulta la lectura y la visualización de detalles finos. La enfermedad es más común en personas de más de 50 años, razón por la cual a menudo se denomina degeneración macular asociada con la edad, conocida bajo las siglas de DMAE o DME.

Pero, ¿se puede prevenir? En ese caso ¿Cómo? La degeneración macular asociada a la edad no se puede prevenir porque va unida al envejecimiento. Sin embargo, al observarse una mayor incidencia en fumadores y personas con antecedentes familiares, sí pueden tomarse algunas medidas importantes, como la recomendación de llevar una dieta sana, no fumar y someterse a revisiones oculares periódicas a partir de los 50 años.

Siguiendo estos pasos se puede ayudar a que los síntomas de degeneración macular asociada a la edad aparezcan más tarde y no se sufran sus consecuencias.

La degeneración macular asociada a la edad se divide en dos tipos. Por un lado, la DMAE seca, que ocurre cuando los vasos sanguíneos bajo la mácula se vuelven delgados y frágiles. Se forman pequeños depósitos amarillos, llamados engrosamientos localizados. Casi todas las personas con degeneración macular comienzan con la forma seca.

Por otro lado, la DMAE húmeda, que aparece en el 10% de las personas con degeneración macular. Se produce porque crecen nuevos vasos anormales y muy frágiles bajo la mácula. Estos vasos dejan escapar sangre y líquido. Este tipo de DMAE causa la mayor parte de la pérdida de la visión asociada con la enfermedad.

Tratamiento degeneración macular

Tanto la seca como la húmeda se tratan de forma diferente una vez han hecho acto de aparición. La DMAE húmeda se intenta controlar con fármacos intravítreos antiangiogénicos, que tienen la función de frenar el crecimiento de los vasos sanguíneos. Por contra, para la DMAE seca no existe aún un tratamiento eficaz, aunque la administración de complejos antioxidantes consigue ralentizar la enfermedad y sus consecuencias.

Actualmente se está trabajando en la elaboración de estudios genéticos de predisposición a sufrir degeneración macular asociada a la edad. El objetivo de dichas investigaciones es poder detectar, en un futuro cercano, las personas con mayor riesgo de padecer la enfermedad, y realizar seguimiento exhaustivo.