Estrabismo: diagnóstico y tratamiento

Produce que los ojos no estén alineados

El estrabismo es un problema visual que hace que los ojos no estén alineados correctamente y apunten en diferentes direcciones. Esta patología produce que un ojo pueda mirar hacia delante, mientras que el otro se vuelve hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo. Como consecuencia de esta desalineación, el giro del ojo puede ser consistente o puede ir y venir. Del mismo modo, la alineación correcta puede intercambiar o alternarse de un ojo al otro. 

Una vez definido el concepto es importante resaltar cómo se diagnóstica y cómo se puede tratar esta incorrección visual común en los niños. Para realizar un diagnóstico adecuado, es aconsejable que todos los niños de entre 3 y 4 años acudan a un profesional de la oftalmología para que les pueda tratar adecuadamente.  Sin embargo, en el caso de que existan síntomas antes de llegar a esa edad de posible estrabismo o antecedentes familiares de esta dolencia u ojo vago debe adelantarse la edad porque un diagnóstico precoz conllevará un mejor pronóstico.

Tratamiento del estrabismo

El principal objetivo del tratamiento del estrabismo es recuperar la visión y devolver el alineamiento ocular. Los distintos tipos de tratamiento son individualizados dependiendo de múltiples factores como son la edad de comienzo, tipo de estrabismo, graduación, presencia o no de ojo vago, y presencia o no de diplopía, entre otros.

Los principales tratamientos consisten en oclusiones, gafas, penalizaciones, uso de prismas, ejercicios de ortóptica (entrenamiento ocular), inyección de toxina botulínica y cirugía.

Estrabismo diagnóstico y tratamiento

En el caso de la cirugía, se usa para acortar, alargar o cambiar la posición de uno o más de los músculos del ojo con eficacia, permitiendo la alineación correcta de ambos ojos. La cirugía colabora con el fortalecimiento de algunos músculos del ojo y al debilitamiento de otros, para cambiar su fuerza efectiva sobre el globo ocular y evitar el desalineamiento que provoca el estrabismo.

El tratamiento precoz del estrabismo puede reducir las posibilidades de desarrollar ambliopía y problemas de percepción de la profundidad. Las lentes prismáticas se utilizan para evitar que se produzca la visión doble (diplopía); sin embargo, esto no cura la dolencia.