Graduar vista a niños

Graduar vista a niños

Una mala visión puede provocar un mal desarrollo del niño

Graduar vista a niños  es uno de los retos a los que se enfrentan muchos padres y madres. Una visión saludable es clave para el desarrollo de un bebé o un niño y marcará su salud venidera. Sin embargo, muchos padres y madres no tienen claro si graduar vista a niños o esperar a que sean mayores, porque a veces han oído falsos mitos o han recibido falsos consejos. Con este artículo vamos a poner de manifiesto por qué es tan importante llevar a tu hijo al oftalmólogo para que diagnostique si su vista necesita gafas o no hace falta.

Unos ojos y una vista saludables son elementos fundamentales del desarrollo de un niño. Los ojos de su hijo deberían someterse a revisiones regulares, porque muchos problemas de la vista y muchas enfermedades oculares se pueden detectar y tratar muy pronto en la vida de un niño. Lo ideal es realizar una primera revisión oftalmológica al niño, como explicamos en este artículo. Sin embargo, eso no exime de que más adelante haya que hacer otras revisiones o pueda surgir algún problema visual.

Graduar vista a niños: por qué

El principal motivo de por qué graduar vista a niños es que muchas enfermedades oculares se pueden detectar y tratar muy pronto en la vida de un niño, y por tanto, subsanar lo antes posible.  La visión condiciona en gran parte el desarrollo del niño. Su proceso visual empieza a ser importante desde que nace hasta los cuatro años, cuando llega a su máxima expresión, y buen momento para realizar una revisión oftalmológica.

Graduar vista a niños: cuándo

Para responder al cuándo, una vez que el niño ha tenido su primera revisión oftalmológica, es buen momento para seguir con las revisiones al inicio y al final del curso escolar, idóneo ya que así se pueden sacar conclusiones del rendimiento escolar y descartar que la vista afecte a él.

Graduar vista a niños: dónde

El mejor lugar para graduar vista a niños es la consulta de un oftalmólogo. Es totalmente normal si el pediatra realiza pruebas para comprobar su agudeza visual, tras las que, si lo cree conveniente, desviará a los padres y madres al oftalmólogo para que le realice una exploración correcta. Pero si un padre o una madre comprueba que su hijo tiene problemas de visión, puede acudir directamente al oftalmólogo a graduar la vista a su hijo para ver si necesita algún tratamiento.

Si quieres que yo sea el que gradúe la vista a tus hijos, solo tienes que venir a mi consulta privada en Málaga, o ponerte en contacto conmigo a través de la consulta online.