LASIK Y LASEK

LASIK y LASEK

Cirugía láser ocular: ¿Quién es quién?

Las dos técnicas de cirugía láser ocular más utilizadas y efectivas son el LASIK y LASEK. Ambas suponen un 99% de todos los tratamientos con láser corneal. La técnica LASIK es más utilizada que la LASEK, pero ambas son igual de efectivas. Por ello, vamos a ver qué es cada una y cuáles son las diferencias entre ambas.

LASIK ¿Qué es?

LASIK (del inglés Laser-Assisted in Situ Keratomileusis) es un procedimiento ambulatorio de cirugía refractiva utilizado para tratar la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. La cirugía utiliza un láser para moldear la córnea (la cúpula transparente y redonda en la parte frontal del ojo), para mejorar la forma en que el ojo enfoca los rayos de luz hacia la retina en la parte posterior del ojo.

Durante el procedimiento LASIK, el oftalmólogo crea una tapa delgada en la córnea con un bisturí o un rayo láser. El cirujano dobla la tapa hacia atrás y elimina con precisión una cantidad específica del tejido corneal bajo ésta, usando un láser excimer. La tapa se pone de nuevo en su posición y sana por sí misma.

En personas con miopía, el LASIK se utiliza para aplanar una córnea demasiado empinada. En personas con hipermetropía, el LASIK se utiliza para lograr una córnea más empinada. El LASIK puede corregir el astigmatismo moldeando una córnea de forma irregular, haciéndola más suave y normal.

LASEK ¿Qué es?

La cirugía láser ocular LASEK (Laser Assisted Subepithelial Keratomileus)  es una variación del LASIK que implica la creación de un delgado colgajo epitelial con una solución alcohólica, en lugar del colgajo corneal más grueso que se crea con un microqueratoma durante el procedimiento LASIK de corrección de la visión. Este procedimiento evita algunas de las complicaciones relacionadas con el colgajo. Después de la creación del colgajo, el cirujano especialista en láser realiza la ablación del tejido corneal subyacente de forma muy similar al LASIK. Seguidamente, el colgajo se vuelve a colocar en su lugar y se aplana.

No todos los pacientes son buenos candidatos para la cirugía con LASEK. Se recomienda para las personas que tienen una miopía menor de 8 dioptrías, Hipermetropia menor de 4 dioprias y astigmatismo de hasta 6 dioptrias.

LASIK y LASEK: diferencias

La principal diferencia entre estos dos tipos de cirugía láser ocular, el LASIK y LASEK, radica en la manera en la que el láser accede a las capas interiores de la córnea (el estroma). La cornea (es la capa transparente situada en el exterior del ojo por delante del iris y la pupila) es la estructura ocular en la que se aplicará el láser. El láser no puede aplicarse directamente sobre la superficie corneal. Se necesita retirar una pequeña capa de la córnea antes de poder aplicar el láser sobre ella

En la cirugí láser ocular LASIK, se corta un flap (colgajo corneal) de manera que se crea una pequeña solapa de córnea que se pone a un lado antes de aplicar el laser. A continuación el cirujano refractivo aplica el láser con la programación adecuada para eliminar sus dioptrías. Posteriormente se vuelve a colocar esta solapa (el flap) en su posición original.

En el LASEK por el contrario no se realiza ningún corte en la córnea, no se crea ningún flap. El cirujano simplemente despega el epitelio (la capa más fina y superficial de la córnea) colocándolo a un lado para aplicar a continuación el láser. Tras el tratamiento láser, el epitelio se coloca en su posición inicial y volverá a adherirse de manera espontánea al cabo de pocos días.

Por tanto, la mejor forma de saber qué cirugía ocular es la más adecuada, si el LASIK y el LASEK, es, sin duda, consultar con tu oftalmólogo para que te pueda ofrecer un asesoramiento profesional basado en tus necesidades.