luz de pantallas dañan los ojos

Luz de las pantallas de tabletas, móviles y ordenadores ¿Dañan la vista?

Dispositivos electrónicos, ¿son perjudiciales?

¿Perjudica la luz de pantallas de tabletas, ordenadores o smartphones a la vista? Esta es una de las preguntas que muchas personas se hacen cada vez que pasan horas y horas delante de la pantalla de su móvil, su portátil o su tableta. Pero ¿Hay motivos para preocuparse? La luz de los dispositivos electrónicos, ¿daña los ojos realmente o solo es una alarma social más? En este artículo te analizo la situación y te explico lo que debes tener en cuenta.

Hoy día se saber por evidencia científica que algunos tipos de exposición a la luz con circunstancias concretas pueden causar daños oculares bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, demasiada exposición a la luz ultravioleta del sol aumenta los riesgos de enfermedades oculares, incluyendo cataratas, crecimientos en el ojo y cáncer. Pero no se sabe a ciencia cierta si la luz de pantallas daña la vista.

Sin evidencia de que dañe la vista

Sin embargo, nunca se ha demostrado que la cantidad de radiación proveniente de un dispositivo electrónico cause alguna enfermedad ocular derivada. Esta conclusión se desprende tras un estudio llevado a cabo por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos que no encontró ninguna radiación UVA o UVB medible de los monitores de los dispositivos.

De hecho, según los datos hechos públicos por el Programa de Protección contra las Radiaciones del Instituto de Tecnología de Massachusetts de ese mismo país, las investigaciones actuales sobre la radiación de los monitores dejan claro que “no hay datos que sugieran un riesgo para la salud debido a la exposición a los campos electromagnéticos asociados con el uso de monitores”. En ese sentido, la luz de pantallas de dispositivos electrónicos no daña la vista.

Luz de pantallas: consecuencias

Lo que sí queda claro es que la exposición es perjudicial porque puede causar fatigas e incluso puede hacer aparecer el síndrome del ojo seco si se expone el ojo mucho tiempo a pantallas de dispositivos electrónicos. Pero hay un punto importante: estos efectos no están causados por la luz que desprenden, sino por la forma en que las personas utilizan esos dispositivos y exponen su vista a sus pantallas.

Prevención: consejos

Está claro que la forma en que utilizar los dispositivos puede ser realmente lo que provoque algún tipo de efecto relacionado en el ojo humano. Por eso, hoy día, que el ojo está muy expuesto a la luz de pantallas de móviles, de tabletas o de ordenadores y a la luz que ellas desprenden, hay que tomar medidas para que no se produzcan síntomas como fatiga u ojo seco.

Algunas de estas medidas son mantener las pantallas a una longitud de más de 30-40 centímetros, colocándolas ligeramente hacia abajo para que la luz no refleje directamente en nuestros ojos.  Otra medida también es reducir el brillo de las pantallas para bajar su luminosidad. Recuerda también la importancia de tener una habitación bien iluminada o estar en un lugar en el que no tenga que forzar la vista.

También es muy recomendable que no mantenga mucho tiempo la vista focalizada en los dispositivos electrónicos, y que cada 15 o 20 minutos la aleje y mire hacia otro lugar para hacer descender el cansancio ocular. En el caso de que sienta los ojos cansados, o rojos, es conveniente que cese su actividad para refrescar la vista. En el caso de que lo necesite puede utilizar lágrimas artificiales, sobre todo si padece ojo seco.

En definitiva, la luz de las pantallas de tablets, smartphones y ordenadores no está demostrado científicamente que dañe la vista por ella misma, sino por la forma en que se usan estos dispositivos electrónicos.