ojo seco

El denominado síndrome del ojo seco es una alteración que se produce en la superficie de la córnea y la conjuntiva por falta de lágrima o porque ésta es de mala calidad. Como consecuencia, la superficie del ojo no está bien lubricada, lo que puede dar origen a molestias oculares, problemas visuales y lesiones en la córnea y la conjuntiva. El ojo seco se produce cuando la glándula lagrimal no segrega suficiente lágrima para mantener el ojo lubricado adecuadamente.

Las causas más comunes de este fenómeno ocular son distintas y variadas, y están relacionadas con actividades del día a día, con la edad o con enfermedades sistémicas. Apuntamos las siguientes:

  1. La disminución de la secreción debida a la edad es la causa más habitual. Con el envejecimiento se atrofian las células que generan la lágrima de manera constante.
  2. Cambios hormonales en las mujeres (embarazo, consumo de anticonceptivos orales y menopausia).
  3. Los factores ambientales, especialmente en entornos con mucha evaporación (viento, aires acondicionados, calefacciones, etc.).
  4. La lectura prolongada, ya que se reduce el parpadeo, con lo que la lágrima no se distribuye correctamente y aumenta su evaporación.
  5. Algunas enfermedades sistémicas (síndrome de Sjögren, artritis reumatoide, lupus eritematoso, etc.).
  6. El uso de lentes de contacto.
  7. Algunos procedimientos quirúrgicos oftalmológicos.
  8. Algunas enfermedades cicatrizantes de la superficie ocular (como conjuntivitis vírica severa).

Ojo seco: cómo se manifiesta

El síndrome del ojo seco causa irritación, escozor, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño o arenilla en la superficie ocular, además de fatiga o pesadez en los párpados o lagrimeo. Aunque pueda resultar contradictorio, el lagrimeo excesivo se debe a una inadecuada e insuficiente lubricación ocular. Nuestro organismo se protege “inundando” la superficie del ojo con lágrimas de baja calidad que no aportan los nutrientes y protectores necesarios.

Consejos para tratar el ojo seco

Si tienes este problema ocular, hay que seguir una serie de consejos para tratar el ojo seco que sean correctos y no dejarse llevar por remedios caseros que puedan perjudicar a la propia salud del ojo por ser inapropiado. Por ese motivo vamos a enumerar algunas recomendaciones que debes seguir:

  1. El primer consejo, y del que ya hemos hablado en este blog, es tratar al ojo seco con las lágrimas artificiales. Estas se pueden conseguir ya sea con conservantes (botella de tapa rosca) y sin conservantes (frasco de un solo giro). Las lágrimas con conservantes son más convenientes, pero algunas personas son sensibles a los conservantes. Hay muchas marcas disponibles sin receta médica, es cuestión de elegir una que te puede haber recomendado tu oftalmólogo con anterioridad.
  2. Otra forma para tratarlo es, previo paso por el oftalmólogo, utilizar lentes, gafas de protección o lentes de contacto con el objetivo de conserver la humedad en los ojos para evitar la sequedad.
  3. Una buena recomendación, y para la que no hace falta acudir al oftalmólogo es evitar cualquier cosa que pueda provocar que se reseque el ojo, tales como un cuarto extremadamente caliente, un secador de pelo o el viento. Exponerse a estas situaciones sin duda contribuirán a que se sufra de ojo seco y en según qué medida puede traer un problema ocular muy molesto.
  4. Otro consejo muy relevante es alejarse, si se padece ojo seco, del humo de los cigarrillos. Este es especialmente molesto para el ojo humano y tiene un efecto bastante nocivo. En caso de padecer ojo seco hay que evitar exponerse a él, así que cuidado si se sale de noche a cenas o a lugares en los que esté permitido fumar. Y también mucho cuidado si se es fumador.
  5. Parpadear y descansar la vista de vez en cuando, también favorecerá a tratar el ojo seco. Algo tan sencillo como eso y que a veces no le prestamos el tiempo que se merece.
  6. Un último de los consejos para tratar el ojo seco y muy recomendable es consultar a un oftalmólogo porque quizás sea necesarios que nos recete algún tipo de medicamento para tratar el ojo seco de una forma más eficiente.

Dentro de los consejos para tratar el ojo seco es muy importante que contemplemos, si es necesario, la visita a un oftalmólogo.

Consejos si usas lágrimas artificiales.

5 consejos si usas lágrimas artificiales

Qué debes saber si las usas

Los consejos si usas lágrimas artificiales son básicos para que sean una solución, y no un problema, así que en este artículo te voy a contar algunas recomendaciones y consejos si usas lágrimas artificiales para que sepas exactamente lo que estás usando y cómo lo debes hacer. Si tienes ojo seco, tendrás que utilizarlas a menudo, así que dedica menos de tres minutos a leer este artículo. Es así de sencillo. Leer más

consejos si tienes ojo seco

5 consejos si tienes ojo seco

Previene o mejora tu vista con ellos

Si padeces ojos seco notarás que la superficie de la córnea no está bien lubricada, lo que puede dar origen a molestias oculares, problemas visuales y lesiones en la córnea y la conjuntiva. El ojo seco se produce cuando la glándula lagrimal no segrega suficiente lágrima para mantener el ojo lubricado adecuadamente. En este sentido, si tienes ojo seco tendrás molestias en tus ojos, como puede ser  irritación, escozor, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño o arenilla en la superficie ocular, además de fatiga o pesadez en los párpados o lagrimeo. Así que desde oftalmólogo online te vamos a dar 5 consejos si tienes ojo seco. Te los dejamos a continuación. Leer más

Proteger los ojos del frío

Proteger los ojos del frío

Las olas de frío afectan a la salud si no se toman medidas

La ola de frío que desde hace unos días está congelando a buena parte de la península ibérica puede poner en peligro nuestra salud visual de una forma que muy pocos se esperaban. Proteger los ojos del frío durante una ola que llega a cotas muy bajas, y no solo cuando se va a estaciones de esquí, es esencial si se quiere que nuestra visión, y por ende nuestros ojos, no sufran más de la cuenta. Durante estas épocas se suele bajar la guardia, más pendiente de abrigarse cabeza, cuello y manos, lo que aumenta patologías como el ojo seco, enrojecimiento o inflamaciones oculares, que pueden afectar directamente a las cataratas o a la degeneración macular asociada a la edad. Leer más