primera visita al oftalmologo en niños

Primera visita al oftalmológo en niños

Lo más importante que debes saber

El cuidado de la salud visual empieza desde muy pronto. La primera visita al oftalmólogo en niños no debe confundirse con los exámenes pediátricos rutinarios, que se harán entre el primer y el segundo año de vida. En esta prueba se buscarán defectos en la confirmación del ojo básicamente. Sin embargo, las madres y padres tienen que saber que la edad idónea de llevar al oftalmólogo a su bebé, fuera de estos exámenes rutinarios pediátricos, debe ser a partir de los 3 años de edad.

Primera visita al oftalmólogo en niños: ¿qué se hace?

Cuando un niño llega por primera vez a la consulta, lo que se hace es, en primer lugar, crear la historia clínica del niño, con su apartado visual y ocular. Para ello, habrá que contar con los antecedentes generales patológicos y no patológicos, como la historia prenatal, perinatal y posnatal. También hay que tener en cuenta la historia médica familiar, y la historia del desarrollo del niño desde que ha nacido.

En esa primera visita al oftalmólogo en niños, lo que se hace es determinar la agudeza visual de lejos y de cerca, realizar los exámenes de refracción, examinar la visión binocular y evaluar la acomodación (si tiene más de 7 años). También se realizarán, en función de la edad del niño, pruebas sobre la percepción de los objetos en 3D, valorando, entre otras cosas, la percepción de los colores por si hay antecedentes personales.

Objetivo

Lo que se pretende con esta primera visita al oftalmólogo en niños es saber si el niño tiene errores de refracción para poder tratarlos, u otras patologías como el estrabismo.

Las principales causas por las que el desarrollo visual puede estar alterado son el desenfoque, la falta de transparencia de los medios ópticos y la falta de alineamiento de los ejes visuales, como estrabismos.

Cuando un niño tiene un problema de visión, la realidad es que en muy pocos casos acostumbra a decirlo. Por eso, es importante estar muy pendiente y realizar las revisiones rutinarias para detectar cualquier anomalía. Son las revisiones, los padres e incluso los profesores de la guardería o el colegio los que también deben identificar que el niño tendrá algún problema.

Primera visita al oftalmólogo en niños: cuándo realizarla

El objetivo es que se realice en cualquier momento, pidiendo cita a un oftalmólogo o acudiendo a tu médico de cabecera para que te desvíe al especialista. Aunque siempre es buen momento, el inicio de curso (septiembre-octubre) suele ser un buen momento para ver si el niño tiene algún problema en la visión, debido a que en el colegio se pueden observar algún tipo de anomalías en la visión, ya que tiene que forzar la vista en muchas ocasiones. Aunque siempre es buen momento para realizar la primera visita al oftalmólogo en niños.