que es la cirugia refractiva láser

¿Qué es la cirugía refractiva láser?

Conoce para qué sirve esta técnica

Qué es la cirugía refractiva láser

Esta pregunta es más habitual de lo que parece. Para responder a qué es la cirugía refractiva láser hay que explicar que es un conjunto de procedimientos quirúrgicos que modifican la anatomía del ojo, sobre todo la córnea, eliminando los defectos refractivos que producen la miopía, hipermetropía y astigmatismo. El objetivo es que no sea necesario el uso de gafas o lentes de contacto. Dentro de la cirugía refractiva, existen numerosas técnicas como son el láser excimer o las lentes intraoculares.

Situaciones en la que se puede aplicar

Por este motivo, además de entender qué es la cirugía refractiva láser hay que entender también cuándo se puede aplicar. Este tipo de cirugía láser es una buena opción en algunos casos, siempre y cuando el oftalmólogo, tras una revisión ocular, la recomiende, como tratamiento efectivo. La verdad es que sí existen algunas situaciones por las que es recomendable utilizar esta técnica láser

  • Reducir la dependencia de las gafas
  • No tener enfermedades asociadas a la visión
  • Tener un error refractivo potencialmente ligado a la cirugía refractiva láser
  • Comprender que incluso con la cirugía refractiva en algunos casos se podría tener que utilizar lentes de contacto
  • Ser conscientes de que aunque pequeños, existen riesgos, sobre todo para algunos grupos de pacientes como mujeres embarazadas o con lactancia, diabéticos, miopía inestable, glaucoma o algunas enfermedades autoinmunes.

¿Para qué se usa?

Una vez aclarada qué es la cirugía refractiva láser, es necesario explicar para qué se usa esta técnica. Está focalizada en arreglar errores de refracción del ojo, actuando sobre la córnea y mejorando el rendimiento de la visión del ojo. La cirugía láser se utiliza mayoritariamente para tratar miopía, hipermetropía y astigmatismo. Vamos a ver qué hace en cada caso.

Cirugía refractiva láser: miopía

Según la American Academy of Ophthalmology (AAO), entre personas miopes, ciertas técnicas de cirugía refractiva reducen la curvatura de la córnea cuando ésta es demasiado empinada, para que el poder de enfoque del ojo disminuya. Las imágenes que se enfocan en frente de la retina debido a un ojo alargado o a una curva empinada de la córnea, son empujadas más cerca o directamente sobre la retina después de la cirugía.

Cirugía refractiva láser: hipermetropía

Siguiendo con lo que explica este órgano referente,  para las personas con hipermetropía pueden tener una cirugía refractiva que haga la córnea más empinada para aumentar el poder de enfoque del ojo. Las imágenes que se enfocan más allá de la retina debido a un ojo corto o a una córnea plana, son empujadas más cerca de la retina o directamente sobre ésta después de la cirugía.

Cirugía refractiva láser: astigmatismo

En el caso del astigmatismo, acorde con la AAO, se puede corregir con técnicas de cirugía refractiva que moldean porciones de una córnea irregular en forma selectiva, para que sea suave y simétrica. El resultado es que las imágenes se enfocan claramente en la retina en lugar de ser distorsionadas por la dispersión de la luz causada por una córnea de forma irregular.

Técnica más utilizada

El láser, con su precisión, permite tallar la córnea, adecuar su curvatura eliminando las cantidades de tejido corneal necesarias y modificar la refracción ocular para conseguir el correcto enfoque de la imagen en la retina.

La técnica Lasik es la más extendida de las operaciones láser de miopía; es muy segura y eficaz y corrige simultáneamente la miopía y el astigmatismo. Consiste en la modificación de la forma de la córnea mediante la aplicación del láser Excimer en su interior y es la más común para tratar miopías de entre 1 y 10 dioptrías e hipermetropías de entre 1 y 5 dioptrías, con o sin astigmatismo.

La intervención se efectúa en pocos minutos, sin ningún dolor, gracias a la anestesia tópica (por medio de gotas) y sin necesidad de ingreso. Esta técnica es la más extendida de las operaciones láser en el caso de la miopía; es muy segura y eficaz y corrige simultáneamente la miopía y el astigmatismo.

Conclusión

No existe un método de corrección de errores refractivos universalmente aceptado como el mejor y totalmente fiable sin ningún riesgo, y más si tenemos en cuenta que cada persona es un caso. Por eso, lo más recomendable es acudir a un oftalmólogo a que éste, tras un examen minucioso, le recomiende qué técnicas de cirugía refractiva láser es la mejor.

Si ya tienes claro qué es la cirugía refractiva láser y crees que te puede ayudar, pide cita con tu oftalmólogo y ponte manos a la obra.