Razones por las que visitar a un oftalmólogo

Revisiones rutinarias, visión borrosa u ojos seco

La salud en general del cuerpo humano es, posiblemente, lo más importante para cada persona, o debería serlo. Pero dentro de esta salud existen muchas enfermedades o patologías que se pueden manifestar y obligarnos a ir a un especialista para ver qué está sucediendo en nuestro cuerpo. La salud visual es también muy importante, sobre todo cuando falla. Por eso la prevención y un diagnóstico temprano de cualquier problema visual (como las cataratas, el glaucoma o el ojo vago, entre otras) son clave para poder atajarlo a tiempo.  Existen muchas razones por las que visitar a un oftalmólogo, así que coge papel y lápiz, o tu tableta o Smartphone, y apunta si te identificas con alguna de estas situaciones:

  1. Visión borrosa. Si ves borroso o consideras que tienes algo en tu visión que antes no tenías, es necesario que acudas a tu oftalmólogo lo antes posible, porque tu vista está sufriendo algo y aún no sabes que es. Necesitas que te reconozca un especialista en la materia.
  2. Ojos secos. A veces los ojos se quedan secos, muy secos, en cualquier situación. Nuestros ojos lo notan y eso es sinónimo de que alguna infección puede estar atacando a tu globo ocular, así que es mejor que pidas horas al oftalmólogo y te asegures de que tus ojos están bien.
  3. Dolor de cabeza. En la mayoría de ocasiones, los dolores de cabeza se asocian a migraña o a otra dolencia neurológica. Sin embargo, a veces el motivo de ese dolor de cabeza puede ser muy diferente y provenir de algún problema visual, como lentes no adecuados u otro aspecto. Un especialista nos descartará o no confirmará si el dolor de la cabeza proviene de nuestros ojos.
  4. Ojos rojos. Los ojos inyectados en sangre, la esclerótica (lo blanco del ojo) llena de hilitos rojos o el globo ocular irritado. Los denominados ojos rojos puede ser un problema pasajero debido a una alergia o al cansancio, pero puedes también no serlo, sobre todo si no es algo pasajero y se mantiene habitualmente, así que algo que parece inofensivo, como los ojos rojos, es también una de las razones por las que visitar a un oftalmólogo.
  5. Revisión. Igual que vamos a revisiones al dentista o a otro especialista, si tiene alguna duda sobre tu salud visual o notas alguna incorrección en tu vista debes hacerte una revisión. De vez en cuando hay que prestarle atención a nuestros ojos y no dejar pasar grandes periodos de tiempo sin ir a un oftalmólogo.

¿Te convencen estas razones por las que visitar a un oftalmólogo?

Si te ves reflejado en alguna de ellas deberías pedir cita a un oftalmólogo para que te revise la vista y salgas de dudas. La salud visual es muy importante y también hay que cuidarla.