Requisitos para operarse la miopía con láser

Requisitos para operarse la miopía con láser

Lo que debes saber sobre la cirugía refractiva láser

Si estás pensando en la cirugía refractiva como solución a tus problemas de vista, quiero explicarte los requisitos para operarse la miopía con láser, que debes conocer y valorar. Existen muchos factores si quieres acabar con tus problemas de vista y dejar de ser miope a través de cirugía ocular avanzada, por eso es mejor que los conozcas para que puedas decidir, junto a tu oftalmólogo, si cumples todas las condiciones y si es la mejor opción.

Cirugía refractiva láser

Desde hace algunos años, las operaciones de cirugía refractiva han ido avanzando y depurando su técnica, siendo cada vez más efectivas. Eso ha hecho que la miopía, uno de los defectos de refracción (y por tanto de visión) que más afectan a personas de todo el mundo se hayan decidido a utilizar este tratamiento. Las gafas son un tratamiento muy útil, pero no es definitivo, porque dependes de ellas todo el tiempo. Sin ellas, el problema sigue.  Debido a esto, la cirugía láser para operarse de miopía puede ser una solución a tener en cuenta. Pero ¿para todos?

Precisamente es importante conocer si cumples los  requisitos para operarse la miopía con láser. ¿Cuáles son? Dependerá mucho del tipo de miopía que tengas, la determinación que quieras tomas y una evaluación de tu visión en general. Pero para que lo tengas más claro, y recordando siempre que debes contar con la opinión de un oftlamólogo, vamos a apuntar algunos requerimientos para realizar la cirugía refractiva láser en tu vista.

Requisitos para operarse la miopía con láser

Entre las condiciones que debes cumplir para someterte a este tipo de tratamiento de cirugía refractiva láser para acabar con la miopía está:

  • Empezamos por algo muy obvio como tener los ojos sanos. Si vas al oftalmólogo habitualmente sabrás el estado de tu globo ocular. Sin embargo, si hace años que no has ido es importante saber que tienes la vista sana sin otros defectos que no afecten a la miopía. Se podría dar el caso que tuvieras enfermedades de la visión que te impidieran someterte a una operación de miopía con láser.
  • La edad es otro requisito clave. Para operarte tu miopía debe haberse estabilizado. Para ello, algunas edades pueden ser muy tempranas. Es decir, es mejor esperar aproximadamente hasta los 18-21 años, cuando la miopía ya se ha estabilizado totalmente. En caso contrario, tras la operación, podría volver a crecer y anular los efectos de la cirugía refractiva.
  • La graduación también influye. No solo la edad y el estado de los ojos, sino las dioptrías que tengas en cada ojo. A veces, la miopía puede ser tan baja que el propio oftalmólogo evalué que no es necesario realizar la operación láser para anular tu miopía, porque apenas se notaría. Es muy importante tener en cuenta este punto, porque la cirugía refractiva no siempre es la mejor opción. Por eso es muy importante que la graduación se haya estabilizado durante algún tiempo, incluso algunos años, para estar seguro de que está estabilizada.
  • No ser muy mayor y padecer cataratas. Esta operación ocular no se recomienda en la mayoría de los casos para personas de edad avanzada con cataratas. La razón es que en la cirugía para tratarlas ya se introduce una lente en el cristalino para mejorar la visión, así que hay que tenerlo en cuenta.
  • Embarazo. Si estás embarazada o estás en periodo de lactancia, es recomendable que la operación se postergue, ya que tu estado podría alterar la refracción del ojo. Así que deberás plantearte esperar un tiempo, siempre de acuerdo con tu oftalmólogo y personalizando en cada caso.
  • Pacientes de otras enfermedades. Tampoco se puede realizar en pacientes diabéticos o con enfermedades autoinmunes o que sigan alguna terapia farmacológica que altere el proceso de cicatrización. Así que habrá que tenerse en cuenta.
  • Deportistas. No es un requisito para operarse la miopía con láser, pero si eres deportista en especialidades como algunos deportes de contacto, deberás valorarlo con el oftalmólogo si te conviene este tratamiento o si es mejor postergarlo a otro momento.

Cómo es la operación

Una vez visto si el paciente cumple los requisitos para operarse la miopía con láser es necesario la realización de una topografía corneal para analizar la morfología, potencia y espesor de la córnea. También se debe evaluar la agudeza visual y la graduación del paciente, como cualquier otra prueba diagnóstica que se considere necesaria.

Una vez el paciente es apto para la intervención de cirugía refractiva se procede a planificar el procedimiento. La cirugía en la mayoría de las ocasiones se realiza con anestesia tópica, pudiendo ser necesario administrar sedación y realizando exámenes de sangre previos para ver que todo está en orden y minimizar cualquier posible riesgo.