requisitos para operarse la vista

Requisitos para operarse la vista

¿Qué debes saber antes de la cirugía refractiva?

Existen algunos requisitos para operarse la vista que tanto el oftalmólogo como el paciente deben tener en cuenta para elegir la mejor opción. En este sentido, algunas personas no deberían someterse a un operación de la vista o, en caso de hacerlo, deben tener especial precaución. Existen algunos requisitos para operarse la vista para que un paciente pueda someterse a la operación de la vista.

En primer lugar, lo más recomendable es que el paciente tenga mínimo 21 años, ya que hay que esperar a que el ojo haya madurado completamente. Por esta razón la edad mínima recomendable es 18 años y lo más aconsejable es que el paciente de operación de vista tenga como mínimo 21 años.

En segundo lugar, la operación de la vista no es recomendable en aquellos pacientes que tomen algún tipo de medicación que impide o dificulta la correcta cicatrización, así como tampoco lo es en el caso de personas diabéticas o embarazadas. Por otro lado, aquellos que practican algún deporte de contacto de forma habitual deberán tener especial cuidado o considerar seriamente exponerse a este tipo de operación de la vista.

Requisitos para operarse la vista: cómo debe estar

La visión debe ser estable y no haber aumentado durante el último año, en caso contrario el paciente corre el riesgo de que la visión empeore después de la operación y tenga que volver a usar lentes o gafas. Por otro lado, es necesario que la salud ocular sea buena antes de la operación de la vista y que el paciente no haya padecido algún tipo de enfermedad infecciosa como conjuntivitis o herpes.

Ojos apropiados para la cirugía

Hay muchos tipos de ojos, esto influye en la forma en cada paciente reacciona tras la operación de la vista. Los pacientes que tienen las pupilas grandes, cuentan con más posibilidades de sufrir visión doble en el post-operatorio. Por esta razón, no es recomendable que conduzcan cuando es de noche o hace niebla.

Por otro lado, el grosor de la córnea determinada la capacidad de enfoque en el post-operatorio, si la córnea es muy fina lo más recomendable es optar por un tipo de cirugía láser específica y evitar la técnica LASIK, de igual modo ocurre con aquellas personas que padecen de Ojos Secos ya que la operación de la vista con LASIK puede agravar la situación.

.