vista cansada

¿Qué hago si tengo vista cansada?

La presbicia es un defecto visual muy molesto

La denominada vista cansada, también conocida como la presbicia, es un defecto visual consistente en la dificultad para ver objetos y textos en visión de cerca. En la mayoría de los casos está asociada a la edad, por lo que empieza a manifestarse entre los 45 y 50 años, una edad que se puede adelantar o atrasar en función de las circunstancias. De hecho, se podría decir que 9 de cada 10 personas con más de 65 años la padecen. Pero la pregunta que nos ocupa es ¿Qué hago si tengo la vista cansada? 

Lo primero que puedes plantearte una vez estás diagnosticado de vista cansada es saber qué tratamiento te puede ayudar. Con la presbicia, como es una patología visual asociada al envejecimiento no hay un tratamiento que la cure ni ninguno que la pueda prevenir. Por tanto, de momento, aunque hay muchos avances, no tiene ninguna cura ni hay ningún tratamiento de prevención efectivo.

Sin embargo, lo que sí hay disponible para el paciente son una serie de opciones correctoras que permitirán ayudarle a restablecer parte de la visión para poder llevar una calidad de vida aceptable incluso teniendo la denominada vista cansada.

Vista cansada: opciones correctoras

Para acceder a estas opciones, lo primero de todo es acudir a un oftalmólogo que pueda realizar pruebas diagnósticas que confirmen el diagnóstico. Una vez hecho esto, se puede optar por algunas opciones, como hemos indicado, para mejorar el día a día de la visión afectada por la presbicia.

Una de las soluciones son las denominadas correcciones ópticas a través de diferentes lentes que ayudarán a mejorara la visión. Un tratamiento, elegido por el oftalmólogo, que puede hacerse olvidar al paciente de su vista cansada.

  • Lentes convencionales: Corrigen el enfoque para la visión de cerca, pero desenfocan las distancias de lejos a intermedias.
  • Lentes bifocales: Facilitan la alternancia entre la visión cercana y la de larga distancia. Esto se debe a la disposición de la lente, que permite que el ojo enfoque bien ambas, de cerca por la parte inferior de la lente y de lejos por la parte superior.
  • Lentes progresivas: Permiten la visión a cualquier distancia simplemente variando la posición de la cabeza. La estructura es la misma que la de la lente bifocal, pero no se nota el corte entre la parte inferior para la presbicia y la superior.
  • Lentes de contacto: Imitan el sistema de las lentes multifocales, aunque también existen lentillas monofocales; una de ellas enfoca de cerca y la otra de lejos.

Vista cansada: cirugía

En cuanto a tratamiento quirúrgico, todavía no son tratamientos definitivos, pero se puede acceder a cirugía convencional o a cirugía con láser gracias a tecnología de última generación. Sin embargo, la cirugía aún no consigue devolverle la elasticidad al músculo ciliar que ha perdido por el paso de los años, por lo que los tratamientos con cirugía pueden ser no efectivos.